Eventos sociales en Boston

Eventos en Boston Eventos en Boston ... De hecho, un estudio de la Universidad de Michigan asegura que las relaciones sociales con amigos pueden llegar a hacernos más felices incluso que las familiares, por aquello de ser las personas que voluntariamente elegimos para rodearnos a lo largo de la vida. En Eventbrite seguro encontrás un evento que te guste. Eventbrite, and certain approved third parties, use functional, analytical and tracking cookies (or similar technologies) to understand your event preferences and provide you with a customized experience. ¿Buscás eventos de business en Boston? No importa si recién te mudás, vivís ahí hace años o solo estás de visita. En Eventbrite seguro encontrás algo que te guste. Salón para Eventos Boston 58 Amplio salón para Eventos con Capacidad para 150 Personas, adecuado para sus Reuniones Sociales, Matrimonios u Otro Tipo de Evento que desee en Cualquier Época del Año. Espacios para eventos en renta con space with a soul Tipo de Anunciante: Profesional 50 Milk St, Boston, MA 02110, EE. UU., Space with a SoulSpace with a Soul se ha unido a la familia CIC , y nos hemos mudado a una... Salones para Fiestas - Eventos en Boston Entretenimiento Eventos Sociales Noticias de Boston MA y algo Mas ... Juzgue por usted si hubo gente o No www.villasombrero.com Los Banilejos en Boston celebraron su 5th Convite Banilejo7/22/12 en el parque de la Stony Brrok que está en el área de Jamaica Plain, es una área que se encuentran más de la comunidad Dominicana Radicada en esta ... Eventos Sociales. Celebre su próximo evento especial en el lujoso Royal Sonesta Boston, situado en las orillas del río Charles. Nuestro excepcional personal de servicio de banquetes le asistirá en cada detalle de su evento. Ya sea una fiesta de cumpleaños íntima, una lujosa boda o una cena de gala corporativa, nuestra experiencia y nuestro ... Eventos Sociales Meetings to Inspire at Sonesta ... renovación de arriba a abajo ha creado el lugar ideal de alta tecnología y alta tecnología para su próxima reunión en Boston. Royal Sonesta Boston ofrece 28.000 pies cuadrados de espacio para eventos, con capacidad para 550 personas y 3800 pies cuadrados de espacio para eventos al aire ... Eventos El Mundo Boston-March 12, 2020 0 Querida comunidad, En respuesta al estado actual de emergencia declarado por el gobernador Charlie Baker, hemos decidido reprogramar nuestro Latino Career Expo para el jueves...

There are already SO MANY web sites to find volunteering

2020.09.23 16:05 jcravens42 There are already SO MANY web sites to find volunteering

There are many web sites where you can find places to volunteer in your community. So many that I can't keep up at them all.
Here is a list below of just the ones I know about . There are so many, many more. This is why I cringe when yet another person or company says, "We're launching a portal to help you find volunteering opportunities!"
Here's some in the USA:
VolunteerMatch
All for Good
Idealist/Action Without Borders
Do Something
Points of Light/Hands On Network
You probably have a local volunteer center in the nearest metropolitan area as well that has a web site with volunteer opportunities for a variety of area organizations. Type in the word volunteer and the name of that city into your favorite online search engine. For instance volunteer Louisville. For instance:
HandsOn Atlanta (Atlanta, Georgia)
Bosten Cares (Boston, Massachusetts)
Chicago Cares (Chicago, Illinois)
Cincinnati Cares (Cincinnati, Ohio)
HandsOn Miami (Miami, Florida)
HandsOn Nashville
HandsOn Portland (Portland, Oregon)
HandsOn Bay Area (San Francisco Bay Area, California)
Volunteer St. Louis (Missouri)
For Canada (for Canadian citizens and residents):
Volunteer Canada
Volunteer Centres in Ontario
Voluntary Organizations Consortium of British Columbia
Le bénévolat au Québec
Vantage Point - Volunteer Vancouver
Volunteer Toronto
Volunteer Saskatoon
Here's some other country's sites (note, I haven't checked these URLs in about a year)
For the UK (for UK citizens and residents):
Volunteer Centre Finder for England
Volunteering Matters
Reach Volunteering
Do-It (for England)
HandsOn London
Centre for Voluntary Action - Birmingham, England
Volunteering Scotland
Cyngor Gweithredu Gwirfoddol Cymru / Wales Council for Voluntary Action
Volunteer Now Northern Ireland
gov.uk official information on volunteer placements, rights and expenses
For Ireland (Irish citizens and residents):
Volunteering Ireland
Dublin City Volunteer Centre
For Australia (for Australian citizens and residents):Volunteering Tasmania
Volunteering Western Australia
Volunteering Queensland
Volunteering Victoria
Volunteering NSW: services
South Australia and the Northern Territory
Volunteering Australia - GoVolunteer
For France (for French citizens and residents):France Bénévolat
For India (for citizens and residents of India, NOT for Westerners to go to India to volunteer):
Volunteer Now
NGOs India
Guidestar India
Jaago Re
Para México (for citizens and residents of Mexico - some NGOs MAY accept foreigners):
Hacesfalta.org.mx Portal que facilita y fomenta el voluntariado en las organizaciones de la sociedad civil (OSC) en Mexico. Encontrarás las oportunidades que ofrecen las ONG de trabajo voluntario y remunerado. Encuentra la oportunidad que más se adapte a tus preferencias y disponibilidad. De Centro Cecicano Para La Filantropia. Voluntarios México es un asociación que promueve la participación social a través del voluntariado. Los voluntarios podrán participar en eventos, campañas y actividades convocadas por la organización. Puede participar, cualquier persona que se encuentre en territorio Mexicano, tenga voluntad de participar, se haya registrado en la plataforma, y se comprometa a asistir en los días requeridos de la actividad seleccionada.
For the Philippines:Philippine National Volunteer Service Coordinating Agency (PNVSCA)
For Spain (for Spanish citizens and residents - some NGOs MAY accept foreigners):Haces Falta
Singapore (for Singapore citizens and residents - some NGOs MAY accept foreigners):National Volunteer & Philanthropy Centre (NVPC) Singapore
For Hong Kong (for Hong Kong citizens and residents - some NGOs MAY accept foreigners):Hands On Hong Kong
For Malaysia (for Malaysian citizens and residents): ngohub.asia
And that's just to start. There are so many, many more. And then there's portals like http://www.onlinevolunteering.org which is just for online volunteering.
submitted by jcravens42 to volunteer [link] [comments]


2019.07.18 11:54 goldenba Kanter creará una gran parte de esa diversión

Tan pronto como el Draft de la NBA concluyó la noche del 20 de junio, el presidente de operaciones de baloncesto de los Celtics, Danny Ainge, comenzó a elaborar planes para posibles objetivos de agentes libres. Sin embargo, Ainge insinuó con cautela un plan más grande a lo largo de los procesos de borrador y de agencia libre, y esas sugerencias culminaron con el evento del miércoles. La combinación de Walker y Kanter es una en la que los Celtics apostarán a la hora de buscar otra postemporada en una Conferencia del Este. Pero el día de Kanter no estaba terminado. Esperó poco tiempo para ponerse sus Camiseta Boston Celtics.
"Por cierto, era mi número de camiseta anterior, el número 11", dijo Kanter. "Y quiero ser la razón por la que nadie más lo hará ... tuve que decirlo". Kanter probablemente será responsable de crear una gran parte de esa diversión. El comentario del "Plan A" de Ainge se incendió en las redes sociales el miércoles, pero su punto es válido: por supuesto, los Celtics querían emparejar a Irving y Davis. Con una Camisetas NBA Baratas, Walker tiene un historial de ser un ganador antes de su llegada a la NBA. El carácter, para Ainge y su personal, es tan importante como el talento, por lo que el combo Walker-Kanter fue su Plan A.
submitted by goldenba to u/goldenba [link] [comments]


2018.07.31 17:13 master_x_2k Zumbido I

Brian era más rápido que la mayoría de los hombres de su tamaño. Dio un paso atrás para esquivar mi golpe, luego giró su cuerpo en lo que estaba aprendiendo iba a ser una patada. La cosa era que no sabía a dónde se dirigiría esa patada, y generalmente no se contenía con sus patadas de la forma que lo hacía con sus puñetazos. Sabiendo esto, siguiendo sus instrucciones de ser impredecible, me lancé hacia adelante y lo tacleé torpemente.
Su muslo me dio en el costado mientras movía su pierna, lo cual dolió, pero no tanto como habría dolido la patada. Aun así, logré derribarlo al suelo. Cualquier sensación de victoria que podría haber sentido fue efímera, porque caí con él, y él estaba más preparado para lo que venía después. Cuando golpeamos el suelo, él usó sus manos y su muslo aún levantado para llevarme a su derecha. Antes de poder orientarme, él se dio vuelta en mi dirección y se sentó a sobre mí.
Lancé un puñetazo a su costado, pero él me agarró la muñeca y giró mi brazo hasta que mi codo apuntó a mi ombligo. Agarré su camisa con la otra mano, con la esperanza de quitármelo de encima (ni de cerca), y también agarró esa muñeca. Ajustó su agarre en mi brazo derecho retorcido y sujetó mis brazos contra el suelo, extendidos sobre mi cabeza.
“Es un comienzo”, me sonrió.
Al darme cuenta de la posición en la que él me tenía, sintiendo la presión de sus muslos contra mis caderas, su peso descansando parcialmente en la parte inferior mi cuerpo, debo haber perdido algunas neuronas. Mi proceso de pensamiento se detuvo por completo. No ayudó que lo primero que mi mente interpretó con ‘comienzo’ era que esta posición nos llevara a algo más.
“Si seguimos así, podrías ser una buena luchadora”, elaboró. “Cuando estábamos en el suelo, aquí, y te empujé hacia un lado, deberías haber seguido el impulso. Obtener un poco de distancia. Si lo hacías rápido, podrías incluso haber estado de pie antes que yo, lo que sería una buena posición para atacar.”
“Mmm”, fue la respuesta más coherente que pude lograr.
“¿Vas a dejarla levantarse o estás disfrutando demasiado de esto?”, Lisa le preguntó, desde donde estaba sentada en el sofá. Ella tenía los brazos cruzados, su barbilla sobre un cojín. Tenía las manos cruzadas frente a su boca, escondiendo lo que sospeché que era una sonrisa divertida.
Brian sonrió mientras se ponía de pie, “Lo siento, Taylor. ¿Quieres intentar una ronda, Lise?”
“No estoy vestida para eso, es muy temprano en el día, y no le negaría a Taylor su diversión”, dijo, sin levantar la cabeza. Cuando le di una mirada irritada, ella me guiñó un ojo.
Brian y yo nos pusimos de pie y nos miramos, entonces ambos titubeamos, quedándome justo fuera de su alcance.
“Me sorprende que ustedes dos estén en buen estado para esto”, comentó Lisa, “¿No les duelen las piernas de estar a los brincos anoche? Tú especialmente, Taylor. Fuiste a correr esta mañana, ¿y ahora estás entrenando?”
“Si mis rodillas pudieran hablar, estarían gritando de agonía”, le respondí. Levanté mi mano mientras Brian se movía para atacar mientras yo estaba distraída, y él retrocedió de nuevo. “Pero mantenerme activa hace que mi mente no se preocupe.”
“¿Todo está bien?”, Me preguntó Brian. Me encogí de hombros, miré a Lisa.
“Taylor se fue a casa”, explicó Lisa, “Tuvo una discusión con su padre, regresó aquí. Podría quedarse un tiempo, ¿sí?”
“Sí”, le hice eco.
“Lo siento”, simpatizó Brian.
“Yo también”, dije. Me acerqué más, tratando de provocarlo para que se moviera, pero él no cayo con eso. “Amo a mi papá. Realmente nunca tuve esa fase que otros tuvieron, donde me sentiría avergonzada de estar cerca de él, donde no nos entendíamos. Pensé que éramos más cercanos que eso, hasta anoche.”
“¿Las cosas van a estar bien?”
“Realmente no lo sé”, respondí. Cambiando de tema, admití, “Está bien, estoy atascada. Estoy parada aquí, frente a ti, y no sé qué puedo hacer para que no terminar golpeada o arrojada al suelo. Si avanzo, hay un millón de cosas que podrías hacer para patear mi trasero. ¿Qué harías, en mis zapatos?”
“¿Honestamente? Hmm,” se relajó un poco, “Buena pregunta. Supongo que iría por la cosa más cercana que pueda usar como arma.”
“Aparte de eso. No hay nada que pueda agarrar que sirva para pelear sin lastimarte de verdad.”
“Creo que haría lo que estás haciendo, espera a que el otro tipo haga un movimiento.”
“Bueno. Entonces muévete.”
Él lo hizo. Dio un paso más cerca, fingió dar una patada, luego se agachó para intentar patearme los pies. Podía manejar eso al menos – Salté un poco para evitar su pie mientras se movía debajo de mí. Aun así, él estaba un paso por delante de mí, poniéndose en pie con la pierna extendida y usando su hombro para poner mi culo en el suelo. Tomé su consejo de antes, usando el impulso, rodando hacia atrás para crear cierta distancia, pero él tenía la ventaja de tener ambos pies en el suelo. Dio media vuelta y me siguió, movió su rodilla hacia adelante y se detuvo a unos centímetros de mi cara.
“Estás aprendiendo”, dijo.
“Muy lentamente.”
“Estás aprendiendo”, subrayó, “escuchas lo que digo, lo tienes en cuenta y casi nunca tengo que recordarte algo dos veces.”
Él me ofreció su mano, y cuando estiré la mano para tomarla, él se agarró a mi brazo. Agarré el suyo, y él me ayudó a levantarme.
“Vengo con café y desayuno”, dijo Alec, “que cierto líder del equipo fue demasiado perezoso para traer.”
“Oh, vete a la mierda, Alec”, respondió Brian, sin ningún veneno en su voz. Soltó mi brazo para tomar un café. “Te traigo algo nueve días de cada diez, de camino a aquí.”
“Ese es tu impuesto por la inconveniencia de que vivas fuera del departamento”, respondió Alec, avanzando hacia el sofá y dándonos a Lisa y a mí nuestros cafés. Lisa tomó la bolsa de papel y sacó unos muffins, entregándome uno. Me senté en el sofá junto a ella.
“Entonces”, se dirigió Brian al grupo, mientras todos caminábamos hacia los sofás. “Creo que es importante sacar algunas cosas del camino, ahora que sabemos para quién estamos trabajando, por qué y nuestras posibilidades para el futuro.”
Perra se instaló en el otro sofá con sus perros brincando a su alrededor mientras levantaba los pies a su lado. Eso dejó a Brian sentado en el espacio vacío entre Alec y yo. Me sentí dolorosamente consciente de dónde su pantorrilla y su brazo tocaban mi pierna y mi hombro. Había estado corriendo y luchando, probablemente estaba sudorosa. ¿Tenía olor? ¿Le daría asco eso? No pude evitar sentirme cohibida, pero me habría llamado más la atención si hacia algo al respecto. Traté de enfocarme en la discusión en su lugar.
“En primer lugar, no creo que debamos votar por mayoría sobre esto que propuso Coil. En lo que a mí respecta, esto es demasiado importante, cambia demasiado las cosas, para que sigamos adelante si alguien va a estar descontento o molesto. Llegamos a un consenso o no lo hacemos.”
No fui la única en asentir en silencioso acuerdo.
“Segundo, Alec, tengo que preguntar sobre lo que dijo Coil. Identidad pasada, tu padre. ¿Es esto algo que va a regresar y arruinarnos el día?”
Alec suspiró y se apoyó contra el brazo del sofá con un giro de sus ojos, “¿No hay posibilidad de que podamos ignorar eso?”
“No lo sé, ¿podemos?”
“Mi padre dirige su propio grupo en Montreal. Trabajé para él al principio.”
“¿Quién es él?” Presionó Brian.
“Nikos Vasil. Heartbreaker.”
Mis cejas se elevaron por eso.
Lisa silbó, “Después de que Coil soltara ese detalle, hice una lista mental de posibilidades. Lo tenía reducido a cuatro. Heartbreaker era uno, las piezas encajaban, pero era tan difícil de creer.”
“Él es grande”, dijo Brian.
“No”, Alec negó con la cabeza, “Da miedo. Él es de interés periodístico. Pero él no es gran cosa.”
Heartbreaker era lo que conseguías cuando alguien tenía un poder como el de Gallant, la capacidad de manipular emociones, y absolutamente ninguna compunción sobre usarlo egoístamente. A diferencia de Gallant, Heartbreaker no necesitaba dispararte con ninguna explosión de energía para afectarte. Solo necesitaba estar cerca de ti, y los efectos eran a largo plazo o permanentes.
A pesar de los intentos de Alec de minimizar quién y qué era su padre, era difícil ignorar el hecho de que había crecido escuchando lo que este tipo había hecho en las noticias de la noche, que había encontrado menciones de él en línea desde que comencé a navegar la web buscando cosas sobre capas cuando era niña. Heartbreaker encontró mujeres hermosas, las hizo amarlo, realmente amarlo, y formó un grupo similar a un culto con ellas sirviéndole todo lo que quería en bandeja, cometiendo crímenes para ganar su favor. Lo adoraban hasta el punto que estaban dispuestas a morir por él. Por conclusión natural, sus métodos significaban que tenía muchos hijos. Alec incluido.
“Maldición”, murmuré. Le pregunté a Alec, “¿Creciste con ese tipo?”
Él se encogió de hombros, “Era normal para mí.”
“Quiero decir, ¿cómo fue? Ni siquiera puedo hacerme una idea. ¿Las mujeres fueron amables contigo? ¿Qué- Cómo es que funciona eso?”
“Las víctimas de mi padre solo tenían ojos para él”, dijo Alec, “así que no, no fueron amables ni conmigo ni con mis hermanos y hermanas.”
Detalles” , Lisa dijo, “Vamos. Habla.”
“No soy una persona comunicativa.”
“Habla o te pateo el culo”, amenazó.
“Lo mismo digo”, agregué.
Frunció el ceño brevemente, luego cruzó un pie sobre el otro sobre la mesa de café, sentándose más profundo en el sofá con su café descansando sobre la hebilla de su cinturón. “Teníamos todo lo que podíamos pedir, en lo que respecta al dinero y otras cosas. Las víctimas de papá se ocupaban de las tareas del hogar, por lo que lo único que los niños tenían que hacer era cuidar de los bebés algunas veces. No tuve que ir a la escuela, pero algunos de mis hermanos y hermanas lo hicieron solo para no estorbar a mi padre.”
“¿Por qué?” Pregunté, “¿O es una pregunta tonta?”
“Eh. Es difícil de explicar. Él nos cultivó, como un proyecto eugenésico, se desviaba kilómetros de su camino para recuperarnos si un miembro de su ‘familia’ le era arrebatado. Montaba una maldita cruzada si era necesario. Pero cuando estábamos cerca, casi no nos prestaba atención a los niños. Cuando prestaba atención, era para disciplinarnos o ponernos a prueba. La disciplina por lo general significaba obtener una dosis de terror paralizante por no escucharlo, insultarlo o incluso mirarlo a los ojos, a veces. Las pruebas sucedieron en nuestros cumpleaños o si había tenido un mal día... intentaba generar un evento detonante. No se supone que sea tan difícil, dado que éramos capas de segunda generación, obviamente, pero él comenzó cuando teníamos unos ocho años.”
“¿Cuántos años tenías? ¿Cuándo se presentaron tus poderes?” Pregunté, con voz baja, sintiendo una intensa compasión no solo por las víctimas de Heartbreaker, sino también por los niños en esa situación.
Fueran cuales fueran mis sentimientos, Alec logró parecer aburrido con el tema. “Difícil de decir. Como no fui a la escuela, y nadie realmente tenía registros, perdí la cuenta de los años. Diez u once, tal vez. Yo era su cuarto hijo en mostrar poderes, y había dieciocho o más de nosotros cuando me fui. La mayoría de ellos eran bebés, sin embargo.”
Lo que lo hacía a él, no a Grue, el que tenía más experiencia y antigüedad.
Alec se encogió de hombros, “Así que sí. Trabajé para él durante tres o cuatro años. Hicimos trabajos, aprendí el oficio familiar. Me llamé Hijack[1] al principio. Él comenzó a presionarme. Creo que tal vez estaba teniendo problemas para afectarme de la misma manera que antes de que mis poderes se activaran, por lo que compensó eso dándome ordenes todo el tiempo. Presionó mis límites, me hizo hacer cosas que eran peligrosas, cosas que fueron difíciles para mi conciencia. Quería que me rompiera, que le suplicará que se detuviera, para tener el poder de hacer que yo hiciera lo que él quería.”
“¿Y?”
“Y él me ordenó matar a este pandillero común de un grupo que intentaba sacarnos de su territorio. Cuando terminé, él me dijo que lo había hecho mal, que tenía que volver a hacerlo con un cautivo que habíamos tomado, y sabía que no importaba lo que hiciera, él me haría seguir haciéndolo. Solo otra forma de presionar mis límites. Me había convencido a mí mismo de que no me importaban las personas a las que estaba lastimando o este tipo al que acababa de matar, y tal vez no. Quizás todavía no. No sé. Pero tenía tan poco sentido.”
Se encogió de hombros, “No vi una verdadera razón para quedarme. Me fui. Cambié mi nombre, conseguí una nueva identificación y también cambié mi nombre de villano.”
Había matado a alguien por orden de su padre, lo que lo convertía en el segundo asesino del grupo. Armsmaster debe haber desenterrado ese detalle y haber sacado las conclusiones correctas después de conectar a Alec con su alter ego anterior.
“¿Cuándo sucedió esto? ¿Este asesinato?” Pregunté en con voz baja, “¿Qué edad tenías cuando mataste a ese tipo?”
“Hmm. Me había ausentado unos dos años antes de que el jefe se pusiera en contacto conmigo, que fue más o menos en esta época el año pasado, así que tres años. Tendría doce o trece años.
¿Era eso perdonable? Le habían obligado a hacerlo, había estado en circunstancias jodidas sin una verdadera brújula moral para seguir, siendo un niño. Por la forma en que lo describía, sin embargo, no me sentó bien. Asesinato a sangre fría.
“Dijiste que perseguía a sus hijos si se iban”, dijo Brian, “¿Eso sucederá aquí? ¿Si se da cuenta de que eres uno de los suyos?”
“No sé. Tal vez. Apuesto a que enviaría a uno de mis hermanos o hermanas para hablar conmigo, y me pediría que volviera antes de que él hiciera algo más. Si eso sucediera, probablemente me iría antes de que venga en persona.”
“O podríamos apoyarte”, señaló Brian.
“O eso”, estuvo de acuerdo Alec, aparentemente ajeno a la muestra de camaradería. “¿Algo más? ¿Alguna pregunta más para su servidor?”
“Docenas más”, le dije, “pero creo que tenemos que hablar del otro gran tema del día.”
“Sí”, estuvo de acuerdo Brian. “Estoy menos que encantado de que no hayas mencionado esto, tengo mis preocupaciones sobre la posibilidad de que un tipo como él pueda ir tras de ti, tras nosotros, pero no hay nada que podamos hacer al respecto por el momento. Centrémonos en asuntos más urgentes.”
Lisa levanto los pies junto a ella en el sofá, “¿Pensamientos sobre el trato? ¿Antes de votar?”
“Tiene sentido para mí”, respondió Alec. “Es algo que pensé que acabaría haciendo eventualmente, controlar un territorio, ser el jefe de un área, dejar que los verdes lleguen sin grandes esfuerzos.”
“Podría ser un gran esfuerzo”, le dije, “Dependiendo de qué tan secreto se las arregle para mantener esto, y qué tan exitoso sea. Si esto sale mal, significa que estamos en contra de las capas que el Protectorado decida arrojarnos. Podríamos terminar con los equipos de Boston y Nueva York viniendo a resolver el problema, si se corre la voz de lo que estamos haciendo.”
“Llámame optimista”, dijo Alec. “No creo que se ponga tan mal.”
“Taylor me recordó lo que dije sobre el robo al banco y lo que terminó sucediendo.” Esto dicho por Brian. “Hemos tenido éxito porque, en general, elegimos nuestras batallas, nos lanzamos a la ofensiva y tomamos por sorpresa a nuestros enemigos. En situaciones donde no lo hemos hecho, y estoy pensando específicamente en nuestra lucha con Bakuda, realmente tuvimos problemas. Ahí fue cuando nos acercamos más a la muerte. Considera que seremos los que estén a la defensiva si mantenemos este territorio y enfrentamos a todos los que se acercan.”
“Podemos encontrarle una solución”, Lisa respondió: “Planes, recopilación de información, ataques preventivos. Tengo la información interna, y no hay nada que le impida a Taylor usar sus bichos para vigilar el vecindario. Además, Coil no dijo que no podíamos contratar a otros parahumanos, solo que cualquiera que quisiera trabajar en Brockton Bay tenía que doblar la rodilla ante él. Entonces, teóricamente podríamos reclutar otros parahumanos, si es que lo necesitáramos, aumentar nuestras fuerzas.”
“Mi problema”, elegí mis palabras con cuidado, “Es que suena demasiado bueno para ser verdad. ¿Qué pasa si no funciona? ¿Qué pasa si terminamos miserables, o si él nos traiciona, o si él no es tan bueno en esto como él cree que será? ¿Nos vamos? ¿Podremos hacerlo?”
“Me escapé de mi padre”, dijo Alec. “¿Sería tan difícil dejar a Coil?”
No tuve una buena respuesta para eso. “Supongo que no sabemos lo suficiente sobre él o los recursos que tiene a su disposición para decir.”
“Tengo mis reservas”, dijo Brian, “pero me da la impresión de que Coil va a seguir adelante con esto, independientemente de si estamos dentro o no. Prefiero estar en esto que estar sentado al margen, viendo cómo sucede.”
“Sí”, estuve de acuerdo, “Creo que en este momento, lo que podemos ganar al decir ‘sí’, y tener razón, supera con creces lo que podemos perder.”
“Entonces, ¿quién está a favor del trato?”, Lisa nos preguntó.
Levanté mi mano. Alec, Brian y Lisa se unieron a mí levantando la suya. Eso dejó a la única persona que no había participado en la conversación sobre el trato de Coil como el único voto negativo. Perra pareció despreocupada mientras frotaba el hombro de Brutus.
“¿Qué pasa?” Brian le preguntó.
“No me gusta. No confío en él”, no levantó los ojos de Brutus.
Me incliné hacia delante, “No digo que estés equivocada al no confiar en él, ¿pero por qué?”
Angelica, el terrier de un ojo y una oreja, la acarició con la nariz, y Perra la rascó detrás de la oreja. Perra explicó: “Habla demasiado. La única razón por la que la gente habla como él es si están ocultando algo.”
“No creo que esté tapando nada”, dijo Lisa, “mi poder probablemente me daría una pista si estuviera escondiendo algo.”
“Voy con mi instinto, y mi instinto me dice que no. Además, las cosas están bien tal como están.”
“Pero podrían ser mejores”, dijo Alec.
“Tu opinión, no la mía. ¿Hemos terminado aquí? Dijiste que no aceptaríamos el trato a menos que todos estuvieran de acuerdo con él, y yo no lo estoy.”
Brian frunció el ceño, “Espera. Supuse que discutiríamos esto, nos escucharíamos el uno al otro.”
“Nada de qué hablar”, Perra se puso de pie y silbó dos veces. Sus perros saltaron del sofá para seguirla. “Me voy a trabajar.”
“Vamos”, dijo Brian, “No-”
Lisa lo detuvo, “Esperemos, entonces. Dijo que teníamos una semana, que podemos permitirnos esperar uno o dos días. Perra, ve a hacer lo tuyo, quítalo del camino. Pero tal vez trata de estar más abierta a la negociación y la discusión cuando surja nuevamente.”
Las cejas de Perra se unieron en una mirada, no dirigida a nadie en particular. Volvió su atención a recoger las cosas que necesitaba: bolsas de plástico, algunas barras energéticas, correas y una mochila con una vara de plástico azul brillante que sobresalía de un hueco en la cremallera.
“Oye”, dije, “¿Puedo ir contigo?”
Me había dicho a mí misma que quería conectarme con estos tipos, y eso no iba a suceder si simplemente me relajaba y participaba solo cuando me invitaban. Tenía que hacer el esfuerzo. Dado a lo que estaba renunciando al estar aquí, pensé que me lo debía a mí misma.
Perra, sin embargo, no quedó impresionado. La mirada que me dio podría haber enviado a un pequeño animal huyendo por su vida.
“Vete a la mierda”, escupió las palabras.
“Oye. ¿Qué?” Estaba aturdida.
“Quieres venir y molestarme para que cambie de opinión. Bueno, vete a la mierda. No vas a entrar en mi espacio, metiéndote en mis asuntos, para obligarme a hacer o decir algo que no quiero hacer.”
Comencé a levantar las manos, en un gesto de apaciguamiento, pero me detuve. Perra tenía un estándar diferente para manejar situaciones sociales. Ella no entendía cosas como el tono, el énfasis, el sarcasmo, y el precedente la había llevado a asumir el sarcasmo y la agresión de cualquier declaración. Y no solo era con declaraciones, tenía la sospecha de que el gesto de levantar las manos podía verse como agresivo, o algo así como un animal que intenta hacerse ver más grande, intimidante.
Tuve que comunicarme con ella de una manera que dejaba el menor espacio para interpretaciones erróneas.
“Vas a encargarte de los perros rescatados, ¿verdad? ¿Eso es lo que haces cuando sales? ¿Tu ‘trabajo’?”
“No es asunto tuyo.”
“Coil dijo que estás sobrecargada. Te ofrezco un par de manos extra, para que puedas darle a los perros más de la atención que necesitan.”
“Pura mierda.”
“Basta”, Brian comenzó a levantarse, “Tienes que calmarte-”
Puse mi mano sobre su hombro y lo empujé hacia abajo. “Estoy bien. Rachel, voy a hacerte un trato.”
Sus ojos se entrecerraron.
“Pienso que mi último trato fue bastante justo, ¿Podrías escuchar este?”
“Bien.”
“Déjame acompañarte. Ayudaré donde pueda, quizás hablemos, pero no hablaremos de Coil, a menos que lo menciones. A cambio, si lo menciono, o si trato de manipularte de una forma u otra, puedes darme un golpe libre de consecuencias.”
“Un golpe sin consecuencias.”
“Un golpe, como quieras, donde quieras pegarme. Sé que Brian dijo algo acerca de que no haya repeticiones del día en que nos conocimos, nada de peleas dentro del grupo o lo que fuera, pero esto sería una excepción. Totalmente permitido.” Eché un vistazo a Brian, que solo me miró con preocupación y meneó la cabeza con fuerza.
“Nah”, Perra respondió, “Me molestarás de alguna otra manera.”
Impulsivamente, le dije: “Entonces, ¿qué tal esto? Si terminamos, volvemos aquí, y resulta que arruiné tu día, obtienes ese tiro libre.
Ella me miró por un momento. “Así que solo tengo que aguantarte por unas horas, ¿y luego puedo tirarte los dientes?”
“No”, dijo Brian, levantando la voz.
“Sí”, le dije, dándole a Brian una mirada penetrante. “Si menciono la reunión antes que tú, o si te molesto.”
Ella me miró, “Lo que sea. Si estás ansioso por ser golpeada, es tu funeral.” Ella se quitó la mochila y me la arrojó. La atrapé con ambos brazos. Más pesada de lo que parecía.
Mientras me apresuraba para ponerme las zapatillas, Alec me susurró: “Estás loca.”
Tal vez. Probablemente. Pero no podía pensar en una mejor manera de acercarme a Perra.
Esperaba que esto no fuera algo de lo que me arrepintiera.
[1] Hijack: Secuestrar o tomar el control de un vehículo o una señal.
submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.16 05:51 master_x_2k Interludio I Danny

Capítulo Anterior < Indice > [Capitulo Siguiente]()

________________________Interludio I: Danny________________________

“No sabemos cuánto tiempo él había estado ahí. Suspendido sobre el océano Atlántico. El 20 de Mayo de 1982, un crucero viajaba de Plymouth a Boston cuando un pasajero lo vio. Estaba desnudo, sus brazos a su lado, su largo pelo volando en el viento mientras estaba de pie en el cielo, casi a 30 metros sobre las gentiles olas. Su piel y pelo solo pueden ser descritos como oro pulido. Sin bello corporal o ropa que lo cubra, se dice, el se veía casi artificial.
“Después de una discusión que incluía a pasajeros y tripulación, el crucero se desvió para acercarse. Era un día soleado, y los pasajeros se amontonaron contra la barandilla para poder verlo mejor. Como si compartiera su curiosidad, la figura se acercó también. Su expresión inmutable, pero los testigos en la escena reportaron que parecía profundamente triste.
“’Pensé que él iba a quebrarse y llorar en cualquier momento’, dijo Grace Lands, ‘Pero cuando me estire y toque la punta de sus dedos, fui yo el que se echó a llorar.’
“‘Ese viaje en bote era mi viaje final. Tenía cáncer, y no tenía el valor suficiente para enfrentarlo. No puedo creer que estoy admitiendo esto en frente de una cámara, pero regresaba a Boston, donde nací, para acabar con mi mismo. Después de conocerlo, cambie de parecer. No importo de todas formas. Fui a un doctor, y dijo que no había rastro de que alguna vez tuviera la enfermedad.’
“‘Recuerdo que mi hermano, Andrew Hawke, fue el último pasajero en tener algún contacto con él. Subió a la barandilla, y, casi cayéndose, tomó la mano del hombre dorado. El resto de nosotros tuvo que sostenerlo para que no se cayera. Lo que sea que sucedió lo dejó cayado del asombro. Cuando el hombre de la piel dorada se fue volando, mi hermano se quedó en silencio. El resto del camino a Boston, mi hermano no dijo una palabra. Cuando desembarcamos, y el efecto se rompió finalmente, mi hermano balbuceaba como un niño emocionado a los reporteros.’”
“El hombre dorado reaparecería muchas veces más a lo largo de los meses y años. En algún punto, se puso ropas. Al principio, una sábana vestida sobre un hombro y fijada a ambos lados de la cadera, luego ropas más convencionales. En 1999, se puso el leotardo blanco que aun viste hoy. Por más de una década, nos preguntamos, ¿Donde consiguió nuestro hombre dorado estas cosas? ¿Con quién estaba en contacto?
“Periódicamente al principio, entonces con un aumento de frecuencia, el hombre dorado comenzó a intervenir en tiempos de crisis. Para eventos tan pequeños como el choque de un auto, tan grandes como desastres naturales, ha llegado y usado sus habilidades para salvarnos. Un resplandor de luz para congelar agua reforzando un dique debilitado por un huracán. Un acto terrorista prevenido. Un asesino serial atrapado. Un volcán calmado. Milagros, se decía.
“Su paso aumento, tal vez porque todavía estaba aprendiendo lo que podía hacer, tal vez porque estaba desarrollando un mejor sentido de donde era necesitado. Para mitad de los 90s, viajaba de crisis en crisis, volando más rápido que la velocidad del sonido. En quince años, no descansó.
“Solo se sabe de una vez que hablo en treinta años. Después de extinguir un incendio masivo en Alexandrovsk, él se detuvo para examinar la escena y estar seguro que no quedaran llamas. Un reportaron le hablo, y le pregunto, ¿‘Kto vy?’ - ¿Qué eres?
“Conmocionando al mundo, captado en cámara en una escena repetida innumerables veces, el respondió en una voz que sonaba como si nunca hubiera producido un sonido antes. Apenas perceptible, le dijo, ‘Scion’.
“Se convirtió en el nombre que usamos para él. Irónicamente, por que tomamos una palabra que significa descendiente, y la usamos para nombrar al primero de muchos individuos con superpoderes – parahumanos - en aparecer a lo ancho de la Tierra.
“Solo cinco años después de la primera aparición de Scion, los superhéroes emergieron de la cobertura del rumor y el secreto para mostrarse al público. Aunque los villanos siguieron poco después, fueron los héroes los que rompieron cualquier ilusión de que los parahumanos fueran figuras divinas. En 1989, intentando apaciguar un disturbio causado por un juego de basquetbol en Michigan, el superhéroe conocido por el público como Vikare intervino, solo para ser aporreado en la cabeza. Murió no mucho después de una embolia cerebral. Mas tarde, seria revelada su identidad como Andrew Hawke.
“La era dorada de los parahumanos fue de esta forma muy corta. No eran las figuras divinas que habían parecido ser. Los parahumanos eran, después de todo, gente con poderes, y la gente tiene defectos. Las agencias gubernamentales tomaron una mano más firme, y los estado-“
La televisión se apagó, y la pantalla se volvió negra, cortando el documental a mitad de la oración. Danny Hebert suspiro y se sentó en la cama, solo para pararse un momento después y empezar a caminar de un lado a otro.
Eran las tres y cuarto de la mañana, y su hija Taylor no estaba en su cuarto.
Danny se pasó las manos por el pelo, que era lo suficientemente delgado como para estar más cerca de la calvicie que no. Le gustaba ser el primero en llegar al trabajo, observando a todos llegar, haciéndoles saber que estaba allí para ellos. Así que, por lo general, se acostaba temprano; se acostaría a las diez de la noche, más o menos dependiendo de lo que estuviera en la televisión. Solo esta noche, pasada la medianoche, se había sentido perturbado por un sueño inquieto cuando sintió, en vez de oír, el cierre de la puerta trasera de la casa, justo debajo de su dormitorio. Había buscado a su hija, y había encontrado su habitación vacía.
Así que esperó a que su hija volviera por tres horas.
Incontables veces, había mirado por la ventana, esperando ver entrar a Taylor.
Por vigésima vez, sintió el impulso de pedirle ayuda a su esposa, por consejo, por apoyo. Pero su lado de la cama estaba vacío y lo había estado durante algún tiempo. Diariamente, al parecer, le daba el impulso de llamar a su teléfono celular. Sabía que era estúpido, ella no contestaría, y si él le daba vueltas a eso por mucho tiempo, se sentía enojado con ella, lo que hacía que se sintiera peor.
Se preguntó, incluso cuando sabía la respuesta, por qué no le había dado a Taylor un teléfono celular. Danny no sabía lo que estaba haciendo su hija, lo que la llevaría a salir de noche. Ella no era de ese tipo. Podía decirse a sí mismo que la mayoría de los padres se sentían así por sus hijas, pero al mismo tiempo, él lo sabía. Taylor no era social. No iba a fiestas, no bebía, ni siquiera estaba interesada en el champán cuando celebraban juntos el Año Nuevo.
Dos posibilidades siniestras seguían fastidiándolo, ambas demasiado creíbles. La primera fue que Taylor había salido a tomar aire fresco, o incluso a correr. Ella no era feliz, especialmente en la escuela, él lo sabía, y el ejercicio era su forma de resolverlo. Podía verla hacerlo un domingo por la noche, con una nueva semana en la escuela que se avecina. Le gustaba que correr la hiciera sentirse mejor consigo misma, que parecía estar haciéndolo de una manera razonable y saludable. Solo odiaba que ella tuviera que hacerlo aquí, en este vecindario. Porque aquí, una chica delgada en su adolescencia era un objetivo fácil para el ataque. Un asalto o algo peor: ni siquiera podía articular la peor de las posibilidades en sus propios pensamientos sin sentirse físicamente enfermo. Si ella hubiera salido a las once de la noche a correr y no había regresado a las tres de la mañana, eso significaba que algo había sucedido.
Miró por la ventana otra vez, en esa esquina de la casa donde el charco de iluminación bajo la luz de la calle le permitiría verla acercándose. Nada.
La segunda posibilidad no fue mucho mejor. Sabía que Taylor estaba siendo hostigada. Danny lo descubrió en enero, cuando sacaron a su hija de la escuela y la llevaron al hospital. No a la sala de emergencias, sino la sala psiquiátrica. Ella no diría por quién, pero bajo la influencia de las drogas que le habían dado para calmarse, había admitido que estaba siendo victimizada por matones, usando el plural para darle una pista de que era un ellos y no un él. o una ella. Ella no lo había mencionado, el incidente o el acoso, desde entonces. Si él empujaba, ella solo se ponía tensa y se volvía más retraída. Él se había resignado a dejarla revelar los detalles en su propio tiempo, pero habían pasado meses sin que le ofreciera indicios ni pistas.
Había muy poco que Danny podía hacer sobre el tema. Había amenazado con demandar a la escuela después de que su hija había sido llevada al hospital, y la junta escolar había respondido llegando a un acuerdo, pagando sus facturas del hospital y prometiéndoles que la protegerían para evitar que tales eventos ocurrieran en el futuro. Era una débil promesa hecha por un personal con exceso de trabajo crónico y no hizo nada para aliviar sus preocupaciones. Sus esfuerzos para que ella cambiara de escuela habían sido obstinadamente contrarrestados con reglas y regulaciones sobre los tiempos máximos de viaje que un estudiante podía tener entre el hogar y una escuela determinada. La única otra escuela a una distancia razonable del lugar de residencia de Taylor era Arcadia High, y ya estaba abarrotada de gente desesperada con más de doscientos estudiantes en una lista solicitando ser admitidos.
Con todo eso en mente, cuando su hija desapareció hasta la mitad de la noche, no pudo evitar la idea de que los matones la hubieran atraído con chantajes, amenazas o promesas vacías. Solo sabía sobre un único incidente, el que la había llevado al hospital, pero había sido grotesco. Se había implicado, pero nunca se revelado, que habían estado sucediendo más cosas. Podía imaginarse a estos chicos o chicas que estaban atormentando a su hija, incitándose unos a otros mientras inventaban formas más creativas de humillarla o dañarla. Taylor no había dicho mucho en voz alta, pero lo que estaba sucediendo había sido tan malvado, persistente y amenazante que Emma, ​​la amiga más íntima de Taylor durante años, había dejado de pasar tiempo con ella. Le irritaba.
Impotente. Danny estaba indefenso donde contaba. No había ninguna acción que pudiera tomar: su única llamada a la policía a las dos de la mañana solo le había dado una explicación cansada de que la policía no podía actuar ni buscarla sin algo más con que trabajar. Si su hija todavía estaba desaparecida después de doce horas, le habían dicho que debería llamarlos de nuevo. Todo lo que podía hacer era esperar y rezar con el corazón en la garganta para que el teléfono no sonara, un oficial de policía o una enfermera al otro lado listos para contarle lo que le había sucedido a su hija.
La más mínima vibración en la casa marco el escape del aire cálido de la casa al frío exterior, y hubo un silbido amortiguado cuando la puerta de la cocina se cerró de nuevo. Danny Hebert sintió una emoción de alivio junto con un miedo abyecto. Si bajaba a buscar a su hija, ¿la encontraría sufriendo o herida? ¿O su presencia empeoraría las cosas si su propio padre viera en su punto más vulnerable después de la humillación a manos de los matones? Ella le había dicho, en todos los sentidos, excepto expresado en voz alta, que no quería eso. Ella le había suplicado, con lenguaje corporal y contacto visual evitado, frases sin terminar y cosas sin decir, que no pregunte, no presione, no vea, cuando se trataba de la intimidación. No pudo decir por qué, exactamente. El hogar era un escape de eso, había sospechado, y si reconocía el acoso, lo hacía realidad aquí, tal vez no tendría ese alivio. Tal vez era una pena que su hija no quisiera que él la viera así, no quería ser tan débil delante de él. Realmente esperaba que ese no fuera el caso.
Así que se pasó los dedos por el cabello una vez más y se sentó en la esquina de la cama, con los codos en las rodillas, las manos en la cabeza y mirando la puerta cerrada de su dormitorio. Sus orejas estaban peladas por la menor pista. La casa era vieja, y no había sido un edificio de alta calidad cuando había sido nueva, por lo que las paredes eran delgadas y la estructura propensa a hacer ruido en cada oportunidad. Hubo un leve sonido de una puerta cerrándose abajo. ¿El cuarto de baño? No sería la puerta del sótano, no había razón para que ella bajara allí, y no podía imaginar que era un armario, porque después de dos o tres minutos, la misma puerta se abrió y se cerró de nuevo.
Después de que algo golpeó en la encimera de la cocina, hubo poco más que un gruñido ocasional de las tablas del suelo. Cinco o diez minutos después de que ella entrara, se produjo el crujido rítmico de las escaleras cuando ella subió. Danny pensó en aclarar su garganta para hacerle saber que estaba despierto y disponible si ella llamaba a su puerta, pero decidió no hacerlo. Estaba siendo cobarde, pensó, como si la limpiar su garganta hiciera realidad sus temores.
Su puerta se cerró con cuidado, casi inaudible, con el más leve toque de puerta en el marco de la puerta. Danny se levantó abruptamente, abriendo su propia puerta, listo para cruzar el pasillo y tocar la puerta de ella. Para verificar que su hija estaba bien.
Fue detenido por el olor a mermelada y tostadas. Ella había hecho una merienda nocturna. Lo llenó de alivio. No podía imaginar a su hija, después de haber sido asaltada, atormentada o humillada, llegando a casa para brindar con mermelada como bocadillo. Taylor estaba bien, o al menos, estaba lo suficientemente bien como para dejarla sola.
Dejó escapar un estremecedor suspiro de alivio y se retiró a su habitación para sentarse en la cama.
El alivio se convirtió en ira. Estaba enojado con Taylor, por hacer que se preocupara, y luego ni siquiera se desviarse de su camino para hacerle saber que estaba bien. Sintió un resentimiento latente hacia la ciudad, por tener barrios y personas en las que no podía confiar a hija. Odiaba a los matones que atacaban a su hija. Detrás de todo, había frustración consigo mismo. Danny Hebert era la única persona que podía controlar en todo esto, y Danny Hebert no había hecho nada que importara. No había recibido respuestas, no había detenido a los agresores, no había protegido a su hija. Lo peor de todo fue la idea de que esto podría haber sucedido antes, con él simplemente durmiendo a través de ello en lugar de quedarse despierto.
Se contuvo de entrar a la habitación de su hija, gritarle y exigirle respuestas, incluso si era lo que quería, más que nada. ¿Dónde había estado ella? ¿Qué había estado haciendo? ¿Estaba herida? ¿Quiénes eran estas personas que la atormentaban? Sabía que, al confrontarla y enojarse con ella, haría más daño que bien, amenazaría con cortar cualquier vínculo de confianza que hubieran forjado entre ellos.
El padre de Danny había sido un hombre poderoso y fornido, y Danny no había obtenido ninguno de esos genes. Danny había sido un nerd cuando el término todavía era joven en la cultura popular, delgado, torpe, miope, gafas, mal sentido de la moda. Lo que había heredado era el temperamento famoso de su padre. Rápido para levantarse y sorprendente en su intensidad. A diferencia de su padre, Danny solo había golpeado a alguien con ira dos veces, las dos veces cuando era mucho más joven. Dicho eso, al igual que su padre, él podía lanzarse en diatribas que dejarían a la gente temblando. Durante mucho tiempo, Danny había visto el momento en que comenzó a verse a sí mismo como un hombre, un adulto, como el momento en el que se había jurado a sí mismo que nunca perdería la paciencia con su familia. Él no le pasaría eso a su hijo como su padre se lo pasó a él.
Nunca había roto ese juramento con Taylor, y sabiendo que eso era lo que lo mantenía encerrado en su habitación, caminando de un lado a otro, con el rostro enrojecido y queriendo golpear algo. Si bien nunca se había enojado con ella, nunca le había gritado, sabía que Taylor lo había visto enojado. Una vez, él había estado en el trabajo, hablando con un ayudante del alcalde. El hombre le había dicho a Danny que los proyectos de reactivación de los muelles estaban siendo cancelados y que, contrariamente a las promesas, iban a haber despidos en lugar de nuevos empleos para los ya beligerantes trabajadores portuarios. Taylor había pasado la mañana en su oficina con la promesa de que saldrían por la tarde, y había estado en posición de verlo explotar de la peor manera con el hombre. Cuatro años atrás, había perdido los estribos con Annette por primera vez, rompiéndose el juramento. Esa había sido la última vez que la había visto. Taylor no había estado allí para verlo gritarle a su madre, pero estaba bastante seguro de haber escuchado algo de eso. Lo avergonzó.
La tercera y última vez que había perdido los estribos donde Taylor estaba en condiciones de saberlo había sido cuando ella había sido hospitalizada después del incidente en enero. Había gritado al director de la escuela, que se lo merecía, y al entonces profesor de biología de Taylor, que probablemente no. Había sido tan malo que una enfermera había amenazado con llamar a un oficial de policía, y Danny, apenas satisfecho, había salido del pasillo a la habitación del hospital para encontrar a su hija más o menos consciente y con los ojos muy abiertos en reacción. Danny albergaba un profundo temor de que la razón por la que Taylor no había ofrecido ningún detalle sobre el acoso fuera por temor a que él, en cólera ciega, hiciera algo al respecto. Le hizo sentirse mal, la idea de que él podría haber contribuido algo al aislamiento autoimpuesto de su hija en la forma en que estaba lidiando con sus problemas.
Le tomó a Danny mucho tiempo calmarse, ayudado diciéndose a sí mismo una y otra vez que Taylor estaba bien, que estaba en casa, que estaba a salvo. Fue una bendición que, cuando la ira se desvaneció, se sintió agotado. Se subió al lado izquierdo de la cama, dejando el lado derecho vacío por un hábito que todavía no había roto, y se cubrió con las mantas.
Él hablaría con Taylor por la mañana. Obtendría una respuesta de algún tipo.
Esa noche soñó con el océano.

Capítulo Anterior < Indice > [Capitulo Siguiente]()

Si hay algún voluntario para QA (edición, corrección) o traducción envieme un PM o deje un comentario.

Capítulo nuevo el Lunes a la 1PM (GMT+3) en Zero's Lair Seriales. Y más tarde aqui en Parahumanos.

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.05.28 14:07 ShaunaDorothy Cubriendo a los reformistas, otra vez -- GI: Fanfarronería en torno a los fascistoides minutemen (3 de agosto de 2007)

https://archive.is/auzoA
Publicación del Grupo Espartaquista de México
Cubriendo a los reformistas, otra vez
GI: Fanfarronería en torno a los fascistoides minutemen
El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard No. 896 (3 de agosto de 2007) periódico de nuestros camaradas de la Spartacist League/U.S.
El centrista Grupo Internacionalista (GI) ha estado echando espuma por la boca por nuestro artículo “Los fascistoides minutemen y los prejuicios antiinmigrantes” (WV No. 891, 27 de abril), acusando ridículamente a la Spartacist League en el Internationalist (mayo de 2007) de haberse “unido a la compañía de los liberales burgueses que defienden el supuesto ‘derecho’ de los fascistas a orquestar sus provocaciones antiinmigrantes”. Como demostraremos, detrás de esta calumnia, que ha sido publicada en sitios de Indymedia, está el apetito del GI por la compañía de izquierdistas oportunistas para quienes la lucha por los derechos de los inmigrantes no es sino otro medio para impulsar políticas a favor del Partido Demócrata.
Nuestro artículo sobre los minutemen planteaba una posición marxista sobre cómo combatir a estos reaccionarios nativistas y, más generalmente, defender los derechos de los inmigrantes mediante la movilización del poder obrero contra los racistas gobernantes capitalistas. Describimos a los minutemen como fascistoides, expresando el hecho de que participan en el vigilantismo paramilitar antiinmigrante y que están penetrados por fascistas, pero no son en este momento un movimiento fascista tal cual, como los neonazis o el Ku Klux Klan. Nuestra posición de qué acción tomar contra los minutemen depende de las circunstancias concretas. Cuando los vigilantes minutemen participan en provocaciones físicas contra los inmigrantes y sus aliados, estamos por que los obreros y las minorías los paren, y nos hemos unido a este tipo de acciones, por ejemplo en la celebración del Día del Trabajo en Los Ángeles del año pasado (ver: “Provocación racista de los minutemen detenida”, WV No. 876, 15 de septiembre de 2006). Cuando los voceros de los minutemen aparecen en las universidades para vomitar ideas reaccionarias, llamamos por protestas y por exponer su veneno antiinmigrante.
Para los marxistas, un enfoque distinto se aplica al lidiar con los fascistas del Klan o los nazis. La Spartacist League y el Partisan Defense Committee (Comité de Defensa Clasista--PDC) han iniciado movilizaciones de masas obreras y negras en muchos centros urbanos contra estos terroristas del odio racial que “debaten” con la soga del linchamiento y la bomba incendiaria, que orquestan provocaciones para reclutar a un programa de genocidio racista y la destrucción de la izquierda, los sindicatos y todas las organizaciones obreras mediante la institución de un dominio capitalista totalitario. Los movimientos fascistas de masas son movilizaciones extraparlamentarias de la pequeña burguesía desesperada por las crisis sociales y económicas, junto con el lumpenproletariado e incluso un sector atrasado de los obreros. Si los fascistas tienen éxito en aplastar al movimiento obrero en nombre de los capitalistas, como en Alemania en la década de 1930, el producto final es un régimen burgués bonapartista con algunos sectores de los fascistas absorbidos al aparato estatal y otros sectores purgados (como lo fue la SA nazi en la “Noche de los cuchillos largos” de junio de 1934).
Los minutemen, sin embargo, son similares a otros movimientos derechistas de objetivos limitados, como el grupo basado en Boston Restore Our Alienated Rights (Restaurar Nuestros Derechos Alienados--ROAR) de mediados de los setenta, que se oponía al transporte escolar racialmente integrado, o la antiabortista Operation Rescue. Estas organizaciones también han incluido componentes vigilantistas violentos y han atraído la participación fascista, y hemos buscado movilizar el poder de la clase obrera multirracial para detenerlos cuando han intentado realizar provocaciones y violencia. Pero el objetivo fundamental de estos grupos es presionar a los políticos burgueses y a las agencias estatales para impulsar su agenda reaccionaria.
El objetivo autoproclamado de las patrullas fronterizas de los minutemen, por ejemplo, es actuar como auxiliares de la Immigration and Customs Enforcement (fuerzas de Coacción de Inmigración y Aduana--ICE), los sheriffs y la Guardia Nacional, agitando por que el gobierno “asegure” más cabalmente la frontera. Y, como señalamos en nuestro artículo de WV No. 891, “Aunque consisten centralmente de racistas blancos, los minutemen han tratado de reclutar negros y ciudadanos latinos imbuidos de prejuicios antiinmigrantes, con algún éxito modesto.” ¡No hace falta decir que esto no es el caso del KKK!
No hace mucho, en un artículo del Internationalist fechado en abril de 2007, el propio GI describía al Minuteman Project como un “grupo vigilante fascistoide” (énfasis nuestro). Un mes después, sin embargo, el GI nos denunció por “hacer creer que los mortíferos terroristas minutemen no son fascistas, sino meramente ‘fascistoides’.” ¿En qué quedamos?
El juego de palabras del GI tiene muy poco que ver con la naturaleza de los minutemen y mucho que ver con proporcionar una cubierta que suene combativa para las maniobras de la izquierda reformista. Esto se vio en octubre de 2006 en la Universidad de Columbia, cuando los College Republicans trajeron al líder del Minuteman Project, Jim Gilchrist, a hablar en el campus. La protesta contra Gilchrist estuvo copatrocinada por los College Democrats y fue construida con la fuerte participación de los reformistas de la International Socialist Organization (ISO) y el Party for Socialism and Liberation (PSL). Conforme los manifestantes se congregaban afuera, la ISO, el PSL y algunos otros entraron a la conferencia y desplegaron un par de mantas en el tablado denunciado a los minutemen, cuyos partidarios atacaron físicamente a los manifestantes. Subsecuentemente, los manifestantes izquierdistas enfrentaron represalias de las autoridades universitarias.
Un volante del Spartacus Youth Club (SYC) de Nueva York defendió a los manifestantes, al tiempo que señalaba que sus acciones “cayeron en la trampa de los reaccionarios que acusan falsa y absurdamente a la izquierda de pisotear la libertad de expresión, cuando de hecho son los fanáticos derechistas los que han estado librando una campaña masiva para purgar las universidades de izquierdistas, inmigrantes, negros y cualquier voz que se oponga a la agenda de la clase gobernante” (ver: “¡Defender a los manifestantes antiminutemen en Columbia!”, WV No. 879, 27 de octubre de 2006). El volante citaba a un orador del SYC en la protesta fuera de la conferencia, denunciando las políticas antiinmigrantes de ambos partidos capitalistas, el Republicano y el Demócrata.
Predeciblemente, la ISO y el PSL no dijeron una sola palabra de crítica a los demócratas en la cobertura que hizo su prensa del evento. Por su parte, el artículo del GI de mayo de 2007 guardó un discreto silencio respecto al alcahueteo que los reformistas hacen a los demócratas, excepto al citar nuestras polémicas contra la falsa izquierda. El GI escribe: “La SL denuncia correctamente a grupos como la International Socialist Organization (ISO) y el Party for Socialism and Liberation (PSL) por trabajar con el Partido Demócrata en coaliciones ‘contra la guerra’ y en otros lados.” De hecho, el punto es que la ISO, el PSL y otros no denuncian a los demócratas --el otro partido del capitalismo imperialista estadounidense-- en sus acciones conjuntas con grupos como los College Democrats. Los reformistas desempeñaron un papel similar durante las protestas masivas por los derechos de los inmigrantes el año pasado, que estuvieron dirigidas por liberales burgueses, burócratas sindicales y otros cuyo fin era “hacer que los demócratas luchen” en las elecciones parlamentarias intermedias (y quienes desmovilizaron las manifestaciones conforme las elecciones se aproximaban).
El GI, salivando por el mero tamaño de las manifestaciones, está muy conmovido por las piruetas de los reformistas en la universidad. Impulsar las credenciales “antifascistas” de los reformistas y calumniar a la SL es el precio de entrada a este “movimiento amplio”. Así, la diatriba del GI nos acusa de estar “muy a la derecha de los reformistas de la ISO y el PSL”. No importa que la ISO nunca haya encontrado una movilización antifascista genuina que no haya tratado de sabotear. Para tomar sólo un ejemplo: en octubre de 1999, en la Ciudad de Nueva York, el Partisan Defense Committee inició una movilización obrera y negra que atrajo a ocho mil personas para detener al Ku Klux Klan, que había anunciado su intención de manifestarse. La ISO trabajó en alianza con el político negro del Partido Demócrata, Al Sharpton, para descarrilar esta expresión de poder obrero y negro, construyendo un mitin anti-antifascista que incluía a policías latinos.
Cuando fascistas verdaderos ponen un pie en el campus, o en cualquier lado, nosotros llamamos por movilizaciones masivas centradas en la clase obrera que los expulsen. Pero cuando se trata de ideólogos reaccionarios, nos oponemos a los estúpidos llamados liberales de “ninguna libertad de expresión para los racistas” de la ISO y grupos similares, que esencialmente se dirigen a las administraciones burguesas de la universidad para que regulen el discurso. En febrero, los College Democrats exigieron a la administración rompesindicatos de la Universidad de Nueva York que revocara el permiso de los College Republicans, que habían organizado el vil “juego” de “encuentra un inmigrante ilegal”. Como escribimos en nuestro artículo sobre la protesta de Columbia: “Nos oponemos a los llamados a la administración de la universidad y del estado capitalista para que vigile el ‘discurso de odio’ porque fortalece el poder represivo de estas instituciones, permitiéndoles usar tales códigos y leyes para victimizar manifestantes estudiantiles, minorías e izquierdistas.
En Columbia, nuestros camaradas participaron en la protesta fuera de la conferencia de Gilchrist. Respecto al intento erróneo de “clausurar” la reunión, defendimos a esos manifestantes, mientras explicábamos por qué diferíamos de sus tácticas y de la política liberal de la que esas tácticas se derivan. Por mucho que despotrique sobre sacar a los minutemen del campus, el GI, como reporta el Internationalist, participó en la misma protesta que nosotros: fuera de la conferencia. A diferencia del GI, nosotros emprendimos la batalla política contra los reformistas.
Pero, para empezar, “combatir al fascismo” no es el punto de la polémica del GI contra nosotros. Más bien, se trata de prestar juramento de fidelidad antiespartaquista ante la multitud de “Cualquiera menos Bush” en EE.UU. El argüende “antifascista” del GI respecto a los minutemen también oscurece el hecho de que la principal fuente de violencia contra los inmigrantes que buscan cruzar la frontera rumbo a EE.UU. es el estado capitalista, con sus guardias fronterizos y otras fuerzas armadas. El estado burgués mexicano lleva a cabo sus propios ataques asesinos contra inmigrantes en su propia frontera sur.
El GI tiene todo un amplio historial de demagogia “antifascista” al servicio del oportunismo de “combatir a la derecha”. Un ejemplo de esto fueron las elecciones presidenciales francesas de 2002, cuando el fascista Jean-Marie Le Pen participó en la segunda vuelta de las elecciones contra el presidente derechista Jacques Chirac. En aquel entonces señalamos que, si bien las elecciones marcaron un agudo viraje a la derecha en el espectro político burgués y que envalentonarían aún más a los matones del Frente Nacional de Le Pen, su éxito fue un fenómeno meramente electoral. Dado que el proletariado no planteaba una amenaza al dominio burgués, los gobernantes franceses no vieron necesidad alguna de desatar a sus perros fascistas como último recurso para aniquilar al movimiento obrero.
Al final, Le Pen fue derrotado por Chirac, que contaba con el apoyo de una alianza colaboracionista de clases que abarcaba desde la derecha gaullista hasta la “extrema izquierda”. Si bien el grupo reformista Lutte ouvrière (LO) trazó una cruda línea de clases contra el voto por Chirac, nuestros camaradas de la Ligue trotskyste de France no podían brindarle ningún apoyo electoral a LO, por crítico que fuera, debido al alcahueteo que hacía este grupo a la racista campaña de seguridad que tenía lugar en el país en ese entonces. El GI se unió al grueso de la “extrema izquierda” vociferando sobre el peligro inminente del “fascismo”. El GI también falsificó nuestra posición en las elecciones parlamentarias que siguieron, acusándonos de dar “apoyo crítico condicional” a LO. Como escribió la LTF en “Por qué todavía no llamamos por un voto a Lutte ouvrière” (ver WV No. 782, 31 de mayo de 2002):
“Estas mentiras tan flagrantemente absurdas tienen todas las señas de la desesperación política. El GI ha estado tratando de posar como el ala combativa y callejera de la ‘unidad’ electoral antifascista impulsada por la izquierda francesa a la cola del frente popular: batiendo los tambores por movilizaciones de masas, e incluso por ‘manifestaciones y huelgas obreras’ para ‘boicotear’ la segunda vuelta de la votación. Aunque admite de pasada (en su declaración del 4 de mayo) que ‘Le Pen no está a punto de tomar el poder’, los artículos del GI están llenos de la misma retórica de que el ‘fascismo está a la vuelta de la esquina’ --con analogías con Adolf Hitler en Alemania y el mariscal Pétain en Francia, etc.-- que la izquierda francesa usó para justificar su alineamiento detrás de Chirac.”
El GI entonó la misma melodía dos años antes, cuando el abiertamente racista Partido de la Libertad (FPÖ) de Jörg Haider entró en una coalición con el derechista Partido Popular (ÖVP) en Austria. Los socialdemócratas de toda Europa gritaron que Austria estaba al borde de caer en el fascismo y se movilizaron para presionar al ÖVP para que se deshiciera de Haider y restituyera su tradicional coalición con el Partido Socialista Austriaco (SPÖ). Notando que el perfil político de Haider era ciertamente fascistoide, escribimos: “El FPÖ de Haider es una maquinaria puramente electoral y no corresponde a lo que los marxistas entendemos por fascismo. Las opiniones reaccionarias por sí solas no definen al fascismo” (WV No. 730, 25 de febrero de 2000).
Denunciándonos por “adormecer a las masas”, el GI dedicó 20 páginas del Internationalist a “probar” que el FPÖ de Haider es fascista. Entonces, ¿cree el GI que hoy Austria es fascista? ¿Han sido aplastados los sindicatos, han sido conducidos a la clandestinidad los partidos políticos, se han establecido campos de concentración? No, de hecho el SPÖ está dirigiendo otra vez el gobierno austriaco. Hasta donde entiende el GI, el fascismo austriaco victorioso vino y se fue… sin que nadie lo notara. Esgrimir el “antifascismo” como un puntal electoral para el dominio burgués “democrático” no sirve sino para prolongar el orden capitalista que, para empezar, es la base misma de la existencia del fascismo. (También referimos a nuestros lectores a nuestra polémica contra el GI en torno a la cuestión del estado capitalista, “El GI y los puestos ejecutivos: el centrismo de las cloacas”, en WV No. 895, 6 de julio.)
Detrás de toda su alharaca “combativa”, el hecho es que el GI se está acurrucando cómodamente en la orilla izquierda del arroyo reformista. En contraste, nuestro papel como marxistas es, como señaló Trotsky, nadar contra esa corriente, conforme luchamos por construir el partido de vanguardia necesario para dirigir a los explotados y los oprimidos a que barran el racista orden capitalista mediante la revolución socialista.
Grupo Espartaquista de México
http://www.icl-fi.org/espanol/leaflets/minutemen.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


Autorizan reapertura de salones de eventos sociales en ... Eventos Sociales - SQ Creando Arte - YouTube Eventos Sociales - Bodas / XV's - YouTube AQUELARRE  Fotografía de Eventos Sociales - YouTube Presentacion para Evento Social Eventos Sociales Leo´S VOLUNTARIOS MÉXICO, voluntariado para todo tipo de eventos ...

VillaSombrero.com:Eventos Sociales

  1. Autorizan reapertura de salones de eventos sociales en ...
  2. Eventos Sociales - SQ Creando Arte - YouTube
  3. Eventos Sociales - Bodas / XV's - YouTube
  4. AQUELARRE Fotografía de Eventos Sociales - YouTube
  5. Presentacion para Evento Social
  6. Eventos Sociales Leo´S
  7. VOLUNTARIOS MÉXICO, voluntariado para todo tipo de eventos ...

Los salones de eventos sociales se reincorporan a la nueva normalidad, solo que las bodas, quinceaños, graduaciones y demás festejos deberán esperar; pues no... Av. Diaz Ordaz Esq. Calle Riva Palacio, Col. Granjas Valle de Guadalupe, Edo. Mex. Lun-Sab. de 11:00am a 20:00pm, Tels: 10-86-75-80 ó 26-17-53-77 facebook: h... Taller de Fotografía de Eventos Sociales, a cargo de Lilián Castro Soto con Sebastián Cámera como fotógrafo invitado. Aquelarre Escuela de Fotografía Montevi... Servicios Profesionales para Producción de Eventos Sociales [Bodas - XV´s] Audio, Iluminación, Pantallas LED, Booking de Artistas y Dj´s Una muestra de nuestros servicios para Eventos Sociales. Solicita información ! [email protected]@gmail.com WA: +52.55.20222719 Esta es una de nuestras muestras de animaciones para eventos sociales, en fin animaciones para lo que necesites. Violeta Farias, fundadora VOLUNTARIOS MÉXICO, comunidad que apoya eventos y causas sociales en todo el país. Busca participación social a través de voluntari...